Entre agua y olivos, Iznájar Sorprende

Entre agua y olivos, Iznájar Sorprende

30 Jun 2017
Iznájar, el municipio más al sur de la provincia, busca conquistar la capital gracias al programa Reflejos.
Los días 30 de junio, 1 y 2 de julio, el pintoresco municipio de Iznájar estará representado en Córdoba por una delegación de sus principales sectores socioeconómicos con el fin de mostrar sus mayores potenciales. En plena Judería, centro histórico de Córdoba, Iznájar desembarca con la misión de aumentar sus visitas turísticas impresionando tanto a cordobeses como a quienes durante estos tres días paseen por la capital.
El Programa Reflejos de la Provincia de Córdoba está impulsado a través de un convenio de colaboración entre la Universidad de Córdoba, el Patronato Provincial de Turismo de Córdoba, el Instituto de Desarrollo Económico y Empleo del Ayuntamiento de Córdoba y el Ayuntamiento de Iznájar.
La finalidad del Programa Reflejos es hacer visible en la capital cordobesa, la riqueza y admirable diversidad de los pueblos de la provincia cordobesa, de sus recursos socioculturales y turísticos, y mostrar todo ello en las áreas de mayor atractivo turístico de una ciudad que recibe miles de visitantes, para que sirvan de difusión y promoción de los mismos.
Iznájar está dispuesto a jugar sus mejores cartas para hacerse un hueco en el mundo del turismo. Cuenta con todos los requisitos y desde febrero trabaja sobre un Plan Estratégico para alcanzar sus objetivos en el horizonte 2025.
La inauguración de esta muestra tendrá lugar el viernes a las 19:30h en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras, en la Judería de Córdoba, sede del programa Reflejos.
Exposiciones de miniaturas y pintura, degustaciones de productos típicos de la localidad o muestra y venta de artículos serán algunas de las actividades que serán acompañadas por actuaciones musicales y pasacalles. El domingo por la mañana se ofrecerá un desayuno molinero a cargo de la Cooperativa Olivarera Dcoop de Iznájar.
Con casi noventa alojamientos rurales, restaurantes, camping, hoteles, empresas de turismo activo, acompañado de una serie de infraestructuras municipales, Iznájar ofrece un completo paquete cultural adaptado a cualquier tipo de visita turística. Museos de artes y oficios, exposiciones itinerantes y permanentes, visitas guiadas por el Centro de Interpretación del mayor embalse de Andalucía, etc. y todo esto encabezado por los dos principales emblemas de la localidad, su castillo nazarí y el embalse que lleva su nombre.
Pasear por su recinto amurallado o Barrio de la Villa, recientemente declarado Bien de Interés Cultural, subir a lo alto del campanario de su Iglesia renacentista de Santiago Apóstol, escalar sus empinadas calles, fotografiarse en el florido Patio de las Comedias o su arabesco callejero, y charlar con sus gentes, de carácter afable y cercano, son placeres para los sentidos que no ofrece cualquier pueblo.
Iznájar permite a los visitantes explorar al máximo las sensaciones gracias a una ruta por sus 19 aldeas o por los numerosos miradores, balcones naturales que miran hacía su embalse, que imponente abraza a la roca en la que este pintoresco municipio se alza blanco y dibujado en forma de barco.

Atrás