Iznájar

Tu pueblo

Inicio > Turismo > Embalse de Iznájar

Embalse de Iznájar

El principal afluente del río Guadalquivir, el Genil, se convierte en Iznájar en el mayor pantano de Andalucía. Ocupa tierras de las provincias de Córdoba, Málaga y Granada, su capacidad supera los 950 millones de metros cúbicos, posee más de 100 kilómetros de orilla y 32 de longitud cruzando en paralelo la parte central del término municipal.

 

Iznájar Cuesta de los Barrancos

 


Fue inaugurado el 3 de junio de 1969 y pertenece a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Sirve de defensa contra las riadas del Genil para Puente Genil, Écija y otras localidades ribereñas y abastece de agua para el uso doméstico a una población en torno a las 200.000 personas. Cubrió 3.000 hectáreas, de las que 200 eran de regadío y dejó inundados ciento cincuenta mil olivos, la superficie regable creada ascendió a 65.000 hectáreas, en la construcción de la presa fueron empleados un millón cuatrocientos mil metros cúbicos de hormigón que supuso el récord de tales obras en España, dos viaductos de hormigón pretensado se construyeron para poner en comunicación la variante de la carretera de Lucena y Loja pero las aguas se embalsaron antes de que fuesen terminados los viaductos y durante casi un año el paso de orilla a orilla se hizo en barcas y pontones (las estadísticas de la Confederación Hidrográfica arrojan datos de más de 10.000 tránsitos en barcas de personas y ganado y más de 9.000 vehículos trasladados, lo que evidencia el problema de aislamiento planteado en ese plazo de tiempo).   


Foto Pantano

   Al pie de la presa se levantó la central hidroeléctrica más importante de la época en Andalucía, con cien millones de kilovatios/hora anuales con intercomunicaciones a través de todo el sur peninsular.


La construcción del embalse supuso la expropiación de las mejores tierras cultivables del municipio, lo que provocó el desplazamiento de innumerables iznajeños: numerosas familias fueron trasladadas a tierras de los regadíos surgidos río abajo (Céspedes, Poblado de Maribáñez, Bembézar...) en contraprestación al desalojo por el que se vieron afectados, otros optaron por la emigración a otras regiones del norte peninsular . Es evidente, que este acontecimiento propició en Iznájar que afectase en mayor medida a su población la emigración dada en tantas zonas rurales andaluzas en la época.


Vista aérea del pantano

 La construcción del embalse modificó no sólo el paisaje de esta tierra, convirtiendo su núcleo principal en una pequeña península que parece emerger entre las aguas unida a tierra firme a través de puentes, sino que transformó toda su estructura social y económica. Se produjo una modificación del medio físico, de las actividades económicas, de los asentamientos de población y de las infraestructuras. Convirtiéndolo en un nuevo pueblo, con nuevos problemas que requerirían soluciones diferentes.

EL PARAJE DE VALDEARENAS

A una distancia de poco más de un kilómetro del núcleo urbano, en el margen derecho del embalse, se encuentra el paraje conocido con el nombre de Valdearenas.

 

Se trata de un espacio natural que por sus potencialidades y peculiaridades ha sido considerado especialmente apto para ser lugar idóneo donde intervenir con un programa de desarrollo municipal a largo plazo, permitiendo el progreso social y económico de la sociedad iznajeña.


Este paraje, tiene una superficie susceptible de aprovechamiento de algo más de 160.000 m2., con una longitud de playa de 1.5 kilómetros. La configuración del embalse, con la inclusión de un nuevo ecosistema de gran riqueza en su fauna avícola y piscícola, hace que la zona no sólo sea apta para la práctica de la pesca o la observación de aves sino también para disfrutar de una estupenda playa de agua dulce, para la práctica de deportes náuticos o el senderismo. 


Las Normas Subsidiarias Municipales aprobadas en abril de 1991, contemplaban la ejecución del Plan Especial de Regeneración del Medio Natural "Playa de Valdearenas" en el que se indicaban la localización, los objetivos y los usos del paraje.


Hotel Valdearenas

La aprobación definitiva del Plan Especial justificada por su conveniencia y su singular situación en cuanto a su anclaje dentro del territorio, por su centralidad geográfica y por sus elementos naturales que convienen al fomento del turismo, regula el hecho de que el pueblo viniese, de manera un tanto espontánea, aprovechando el embalse con fines que ampliaban las finalidades para el que fuera construido.

Bar-Restaurante de Valdearenas

De esta manera los objetivos del Plan persiguen la mejora del entorno natural, mediante repoblación de flora y fauna, la generación de inversiones y empleo, dotar a la región de un centro turístico de grandes posibilidades, regular los usos al permitir los adecuados y compatibles con las otras finalidades del embalse con una correcta armonización del ordenamiento urbanístico, cuidar del mantenimiento de lo anterior con el establecimiento de la necesaria vigilancia.

La aprobación definitiva del Plan Especial supuso tener la necesaria herramienta para el desarrollo de las acciones que se vienen desarrollando en el paraje.
 
Atardecer en la playa de Valdearenas

Más información: Enlace al Estado del Embalse de Iznájar a tiempo real

 

Diseña eprinsa

Creado con Portal - Gestión de Contenidos Web

Junta de Andalucia - Consejeria de Innovación, Ciencia y Empresa

Ayuntamiento de Iznájar. C/ Julio Burell, 17. 14970 Iznájar. Córdoba.

Correo electrónico: ayuntamiento@iznajar.es | Tfno: 957 53 41 53 | Fax: 957 53 40 64

Advertencia Legal  -  Política de Privacidad

Xhtml1.0 válido

Accesibilidad