XX Aniversario del Hermanamiento entre Iznájar y Santa Margarida de Montbui

XX Aniversario del Hermanamiento entre Iznájar y Santa Margarida de Montbui

12 Sep 2017
El lunes 11 de septiembre ha tenido lugar el acto oficial por el XX Aniversario del Hermanamiento entre los municipios de Iznájar y Santa Margarida de Montbui.
 
Este acto se ha celebrado en la Casa Ciudadana de la localidad iznajeña y ha estado presidido por el Alcalde de Iznájar, Lope Ruiz, el Alcalde de Santa Margarida de Montbui, Teodoro Romero, así como la Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Rafi Crespín.
 
Un centenar de vecinos de la localidad barcelonense de Montbui se han desplazado estos días hasta Iznájar para celebrar las relaciones fraternales que unen a estos dos pueblos desde hace casi medio siglo, aunque se oficializara en 1997 con el hermanamiento.
 
Ambos ediles han destacado la importancia de mantener viva la relación entre estos municipios, pues fueron muchos los iznajeños e iznajeñas que con la construcción de la presa emigraron hasta tierras catalanas, Montbui entre otras muchas localidades, buscando un futuro más próspero. Familias enteras que han hecho sus vidas a cientos de kilómetros de su tierra de origen, pero que a pesar de la distancia han sabido mantener siempre los lazos de unión con Iznájar, su cultura, tradiciones, al igual que aportando a su economía, pues son muchos los que aprovechan las visitas al pueblo para adquirir aceites o productos gastronómicos con los que durante el año sentir un poco más cerca el pueblo que les vio partir hace décadas y que siempre los recibe con los brazos abiertos.
 
En tiempos políticamente convulsos por la situación en Cataluña, igualmente se ha puesto de ejemplo estas relaciones hermanas para hacer un llamamiento a la concordia, siendo mayores los motivos de unión que aquello en lo que se discrepe.
 
La delegada del Gobierno, Rafi Crespín, ha destacado el valor del vínculo entre dos territorios en la celebración del 20 aniversario del Hermanamiento de Iznájar con Santa Margarida de Montbuí, que ha coincidido con la Diada de Cataluña y en pleno debate sobre el independentismo.
 
El alcalde de Iznájar, Lope Ruiz ha recordado que el ayuntamiento de Iznájar en sesión plenaria, acordó reforzar y mantener el hermanamiento con la localidad catalana de Santa Margarida de Montbuí, que en los años 70 acogió a un número importante de iznajeños que emigraron buscando mejores oportunidades. Asimismo, ha señalado que el hermanamiento está basado en los fuertes vínculos existentes entre ambas localidades, vínculos que refuerzan el mantenimiento de valores tales como la concordia, el respeto, la solidaridad y la búsqueda de espacios de convivencia.
 
Por su parte, el alcalde de Santa Margarida de Montbuí, Teodoro Romero, ha manifestado que el hermanamiento viene a reconocer una realidad de su municipio, recordando que "quién pierde su origen pierde su identidad". Además, ha afirmado que Cataluña y sus municipios son una suma de gentes procedentes de diversos territorios y esos diversos orígenes aportan riqueza y diversidad a una tierra como la Catalana, postura contraria a la que defienden algunos como es la intransigencia y la ruptura de la convivencia. Para finalizar, ha manifestado que es un placer celebrar en esta localidad cordobesa el Día de Cataluña.
 
Rafi Crespín ha indicado que “este acto es un ejemplo de lo que Andalucía defiende: trabajar con templanza, desde el respeto a la ley, desde la convivencia y poniendo a las personas por delante de los territorios”.
 
Igualmente, Crespín ha señalado la larga trayectoria de este Hermanamiento, que ha propiciado el entendimiento, intercambio cultural, colaboración conjunta y refuerzo de vínculos entre dos territorios que han encontrado su riqueza tanto en lo que tienen en común como en lo que les diferencia.
 
“En Andalucía, afirma la delegada, hemos revertido con los años una situación de desventaja con el resto de territorios de España, gracias al sacrificio de muchos andaluces y andaluzas que han entregado lo mejor de sí mismos para que ahora podamos entre todos disfrutar de una tierra con oportunidades y futuro”. 
 
“Pero, continúa Crespín, muchos andaluces y andaluzas tuvieron que abandonar sus pueblos natales donde no encontraban recursos, para labrarse un futuro fuera. Cataluña fue llamada en los años 60 del pasado siglo, la “novena provincia andaluza”, y hoy 110.957 cordobeses y cordobesas viven en Cataluña; han logrado establecer allí su proyecto de vida y su futuro. Lo que nos une por tanto, es mucho”.
 
“Hoy, reconoce la delegada, familiares, amigos de esas personas emigradas, conocen mejor que nadie lo que hay detrás de cada una de esas historias. Vosotros y vosotras sois los mejores embajadores de esos valores que defiende Andalucía y que nos hacen ser una tierra de vocación universal, abierta al mundo, cuna y salvaguarda de valores que nos hacen más grandes”. 
 
Rafi Crespín ha puesto de relieve el vínculo entre Iznájar y Santa Margarida de Montbui, “porque el destino del primero quedó unido al segundo con el paso de las generaciones desde que los primeros iznajeños asomaron por tierras catalanas. Hoy, el paso de los años ha convertido ese vínculo, que en un momento determinado fue por necesidad, en una oportunidad de mantener una colaboración que puede traer beneficios sociales y culturales a los ciudadanos y ciudadanas de ambos municipios.
 
“Porque Andalucía ha pasado con los años de ser tierra emisora de inmigrantes a tierra de acogida, ha dicho la delegada, desde el Gobierno andaluz tenemos claro que el único futuro posible para nuestro país es la solidaridad entre territorios, la igualdad, la cohesión y un trato igualitario y una financiación justa por parte del Gobierno para que podamos seguir avanzando en un proyecto común con igualdad y acceso a los servicios públicos por parte de los ciudadanos y ciudadanas, independientemente de dónde vivan. 
 
La delegada ha mostrado su satisfacción por compartir esta celebración en la que Iznájar y Santa Margarida de Montbui refuerzan vínculos estrechos de solidaridad, buscando mayores cotas de intercambio cultural y social, y enriqueciendo su conocimiento mutuo a través de proyectos conjuntos que tienen repercusión directa en las personas.
 
En un mundo globalizado, Crespín ha invitado a los presentes a resolver los retos y desafíos actuales con integración y cooperación, luchando juntos contra la intolerancia, la violencia o el pensamiento único, y ha mostrado su confianza en que este Hermanamiento perdure para llevar a cabo proyectos de intercambio y cooperación para la promoción de las potencialidades y recursos de ambos municipios.

Atrás