Los Ventorros de Balerma

Ventorros del Balerma

 

La Aldea de Los Ventorros de Balerma se encuentra en el sureste del término municipal de Iznájar, limitando con la provincia de Granada, con la peculiaridad de que una calle, popularmente conocida como la calle del Límite, marca la separación administrativa entre las provincias de Córdoba y Granada.
 
Su nombre procede de la Fuente de Malerva, que se convirtió por transliteración en Balerma, y su vocablo en árabe “suq al-arbaa” significa el zoco de los miércoles, quizás por celebrarse aquí un mercado durante los años de dominación musulmana. La Venta (hospedaje) o Ventorro indica que este lugar servía para estos menesteres, por encontrarse en el camino que conduce hacia Loja, muy utilizado durante las guerras de reconquista.
 
Entre los elementos arquitectónicos más destacados se encuentra la Ermita de San Isidro, que fue finalizada en 1908 y levantada sobre otra anterior en la que también se veneraba esta imagen, siendo el vecino Ángel Herrero García quien sufragó los gastos como consecuencia de una promesa por él realizada. 
 
De especial interés son: la “Fuente de Balerma”, que dio el sobrenombre a la Aldea y la “Fuente de Jato”, que es un abrevadero situado en la cañada real, conocida con el nombre de Cordel de Loja. Destaca el mirador del Cerro, desde el que se puede contemplar hacia un lado la entrada de la cola del embalse en el término de Loja, ya en la provincia de Granada, y al otro lado una pintoresca vista del pueblo de Iznájar, asentado en un elevado cerro de arenisca.
 
Celebra romería en honor a San Isidro el domingo más cercano a su festividad del día 15 de mayo, y Feria Real en torno al 15 de agosto.