La Celada

La Celada

 

La Aldea de La Celada se sitúa al norte del término municipal, entre el “Cerro del Azucarón” y la “Loma de las Ventanas”. 
 
El nombre de la Aldea proviene del latín, (celada es villa oculta), y sin duda La Celada lo está por encontrarse resguardada entre sierras y lomas. No obstante, precisando aún más, parece que el verdadero origen del nombre se refiera al lugar de una antigua emboscada o celada en paraje oculto.
 
Los primeros vestigios encontrados en la Aldea delatan la presencia ibérica y romana, aunque los árabes también habitaron la Aldea, habiéndose encontrado algunas monedas almorávides y algunos textos medievales, que mencionan la existencia de una alquería denominada La Ariza.
 
Alzándose majestuosamente sobre la Aldea se encuentra la “Sierra de las Ventanas”, cuyo nombre se asocia a la imagen que presenta, al parecer estar horadada por ventanas sobre la roca. Su origen se remonta a la Era Terciaria, y en ella aparecen numerosas conchas fósiles de ammonites y belemnites. Su parte alta es un magnífico mirador natural, desde donde se pueden contemplar unas magníficas vistas sobre el embalse y el término municipal de Iznájar; presentando la típica flora y fauna mediterránea de las laderas de fuerte insolación, con espartales, retamales, aulagas, jaras y tejones, reptiles como el lagarto ocelado o culebras de escalera.
 
Los elementos arquitectónicos más destacados son la Iglesia de San José y el Lavadero Público. La Iglesia fue proyectada por el arquitecto Fernando Angulo e inaugurada el 19 de marzo de 1979, festividad de la imagen titular de la misma. El Lavadero Público recuerda tiempos no muy lejanos, en los que estos lugares eran punto reservado y rincón de encuentro obligado de las mujeres, que acudían a lavar la ropa, y que hoy evoca actividades humanas que se pierden en la memoria de nuestro tiempo por haber caído en desuso, dejando constancia de actividades sociales muy importantes, desde el punto de vista etnográfico.
 
Celebra sus fiestas en torno al día 19 de marzo, en honor a San José, Patrón de la Aldea.